Quién soy

Soy mar Hernández  y  soy Uma ( mi nombre de esencia)

Ambas, la terapeuta/ formadora y la mujer medicina me acompañan y nutren.

Me presento compartiendo parte de mi propia historia  profesional y personal , sobretodo mis aprendizajes , esos,  que han permitido ser quien soy hoy,  que en realidad  han logrado, que pueda ocupar este lugar, el mío, desde  donde estar más cerca de mi propia esencia.

Veo un mundo donde las mujeres conocen su valor  poder y su belleza.

 

Dónde cada una reconocer su poder y su esencia donde conocemos nuestras fortalezas dones y nuestras heridas, y así amándonos profundamente podemos entregarnos a una vida de gozo disfrute y alegría, y desde esa  nutrición

TRAYECTORIA PROFESIONAL

Socióloga, Trabajadora Social y terapeuta corporal , formadora y animadora sociocultural

Facilitadora de grupos y círculos de desarrollo personal, autoestima  y empoderamiento para mujeres desde hace 20 años.

En el camino fui sumando enfoques, como Terapeuta psicocorporal formada en PCI (Proceso Corporal Integrativo)  etc

He aprendido de la naturaleza de las mujeres, de nuestros ciclos y maneras de expresarnos, sentir integrar a través de muchas herramientas.

Entre otras la Danza kundalini, Yoga -danza, el humor, el juego, Procesos creativos, danza teatro, danza cómica, danza y arte vivencial.

Trabaje 6 años en una entidad  de la que fui Cofundadora NARUA Movimiento, Cuerpo y Arte

Organizo formaciones y festivales hace años y fui cofundadora de Moom Festival en Madrid y de  dos encuentro de terapeutas psicocorporales de la escuela de terapia corporal  Incorpore.

He podido explorar el mundo de la arteterapia, conocer la profundidad de terapia transpersonal, y la importancia de la profundidad en los procesos de sanación  y crecimiento de las mujeres

Actualmente  me siento muy ubicada en la mirada de la sabiduría ancestral femenina y  el arquetipo de la mujer sagrada. Me mueve el favorecer la autoestima e identidad de las mujeres, el autocuidado y la capacidad de estar en nosotras,  presentes y amándonos  en nuestra parte más esencial  y espiritual.  Acompaño mediante el juego, el arte, la creatividad y el cuerpo.

Descubrí experimentando en mi propio proceso  los grandes avances  que suponía, aprender sobre la  escucha, conciencia de sí, habitar lo que hay, trabajar la apertura a lo nuevo y la tierra  y   tratar de alinear mis tres centros ( mental , corporal y  emocional).

Nos acompaña  el arte,  el movimiento, la danza, el empoderamiento femenino y  el enfoque vivencial y de medicina de la tierra . Es una gran misión que realizo encantada la de compartir este aprendizaje personal en cada  proceso con los círculos de mujeres que  acompaño.

MI MISIÓN

Desde ahí mi misión es acompañar a otras mujeres en:

 

    • Encontrar el camino para volver al centro : cuando nos perdemos, sentimos mal
    • trabajar enraizamiento para encontrar seguridad, podemos enraizarnos a la tierra y a nosotras mismas
    • habitarnos amarnos desde el cuerpo mente y las emociones
    • Encontrar el equilibrio entre lo que se da y se recibe
    • Afirmamos y abrazar nuestro empoderamiento

MI MENSAJE

Mi mensaje tiene que ver con  compartir que ya es tiempo para qué las mujeres reconozcamos nuestro valor, que podamos volver a nuestro centro cuando nos sintamos perdidas, que recuperemos el precioso poder que habita dentro de nosotras porque no nos falta nada.

Que nos sintamos enraizadas y conectadas con la alegría en el corazón para amarnos y amar y así vivir en equilibrio en reciprocidad entre lo que damos y recibimos y conectadas con nuestra esencia

En qué puedo acompañarte tras haberlo vivido en mi propia historia:

  • En Volver al centro cuando te sientes mal, o con desequilibrio emocional.
  • En aprender a manejar la sensación de soledad, y despertar la  capacidad de vivir feliz contigo misma, mas individualizada y no vivir la soledad como castigo
  • En abordar el tema del duelo,  la codependencia  hacia la pareja , después de  separaciones o divorcios duros.
  • En poder hacer una Sanación con el mundo del masculino y la sensación de ser víctima  o ser agredida
  • Trabajar un empoderamiento sano, amoroso y enraizado en la tierra y en ti.
  • En Aprender a equilibrar lo que das y recibes, Arquetipo de la madre la que siempre cuida pero no se sabe cuidar a si misma.
  • Cuando tienes la sensación de tener que reinventarse desde 0 porque todo se cae , y se derrumba ( trabajo, casa ,amigos/as, pareja, identidad…etc etc) y  tienes un sentimiento como de  muerte y de total desestructura.

MI HISTORIA PERSONAL

Fui una niña alegre, vital y creativa.

Aunque en un momento de mi vida experimenté vivencias de desequilibrio que me conectaron con una gran sensación de abandono y de soledad.

Atravesarlo y aprender  de ello me ayudó a darme cuenta de la importancia  de amarme a mí misma. A raíz de esa circunstancia he podido desarrollar  la capacidad de estar en mí, de  acompañarme en momentos de malestar emocional, de  aceptar mis luces y sombras con amor, Autosostenerme mejor o saber pedir ayuda de forma más sana,  y de reconocer mi valor, dones y potencialidades.

Fui una adolescente activa, despierta y dinámica.

Una herida de la adolescencia me llevó a tener la creencia de que la vida era hostil, dura, difícil. Esto me limitaba mucho, me hacía reaccionar y defenderme constantemente como si viviera en una guerra. Era muy cansado, la verdad.

Con el tiempo he ido aprendido que en realidad,  cómo es adentro es afuera.  He ido adquiriendo confianza en la vida y conquistando una mirada más amable hacia mí , los/as demás y hacia el mundo.

Haciéndome cargo con mayor responsabilidad y con dulzura,  he podido ir construyendo la paz dentro de mí  para que se instale en mi corazón y así pueda guiar mis pasos.

Hacerme más consciente de  mis heridas  me ha hecho conectar con la vulnerabilidad  y mostrarla ya sin miedo . cuanto más lo hacía   más nacía en mí  en realidad la valentía de atreverme a vivir  desde lo que soy, más entregada  y llena de Fe .

Ahora elijo ver la vida con los ojos del amor y me ocupo de que mi corazón este despierto, y abierto para amarme, amar  y vivir con alegría.

Fui una joven con ideas, fuerza, bailona, con consciencia social y participativa.

También hubo circunstancias dolorosas en mi relación con algunos hombres donde experimenté la creencia de  no sentirme cuidada,  reconocida  o respetada.

Estas vivencias me han invitado a  bucear  dentro de mí, mediante procesos profundos  y en ocasiones muy dolorosos para ver  quién soy  al vincularme así, como he construido el concepto del amor, y que lugar quiero ocupar y  cual merezco en realidad.

El gran regalo de aprender de esas vivencias,   es saber que había  en mí una gran necesidad de ser querida  que ahora puedo satisfacer por mí misma  , es  también saber elegir con más consciencia,  equilibrio y respeto  para discernir con quien y como relacionarme.

 Soy una mujer adulta que sabe la vida le ha ido invitando a   mirar al origen para  poder llegar a validar y reconocer el valor dentro de mí , a escuchar cuáles son mis verdaderas necesidades y como satisfacerlas sin codependencia ni sensación de inseguridad.

Ahora camino  más enraizada,  con menos ganas de tener razón y  más de ser feliz, ahora puedo vivir y vincularme más desde mi centro,   pedir si necesito, aceptarme tal cual soy  , y  elegir disfrutar de  relaciones más sanas y equilibradas.

Ahora  acepto mi poder , me hago cargo de mis sombras porque las he mirado y conozco  mis miedos   camino con la tierra ,  la luna y la naturaleza , que son mi inspiración.

Hoy habita en mí una mujer cíclica  que conoce y da espacio a sus diferentes arquetipos o energías femeninas  que disfruta más de quien es, que sabe gozar reír, jugar  y que se ama con todo.

Una mujer que ya no  tiene que esconderse y  que conoce  el camino, personas,  valores  y maneras que le hace crecer.

Saber que las experiencias que  en su momento fueron dolorosas me  han hecho llegar a estar aquí, más conectada, con   mayor consciencia de lo que soy y de lo que he construido hace que todo tenga sentido tan cual fue.

Doy gracias, mil gracias a cada una de  las heridas, sombras,  rupturas, miedos  vacíos y caídas,  así como a los aciertos, encuentro, luces,  momentos de plenitud, regalos recibidos, éxitos que han hecho  de la mía, una vida singular y propia.

Una vida que gira en torno al cultivo del amor propio, del reconocimiento de la valía personal,   y de tomar el poder que siempre  estuvo ahí. Un camino  más equilibrado entre lo femenino y lo masculino.

Honrando mi feminidad fluyo y soy.

Ahora bendigo,   legítimo, acepto  y abrazo mi historia con cariño, satisfecha y feliz  por todo lo que ha nacido de ella como no podía ser de otra manera.

Soy mar

Hija de la tierra y seguidora del camino de mujer sagrada

Gracias

Jallalla

X